"".

13 abr. 2014

Misterios de la vida

Hay preguntas que nunca tendrán respuestas. Cuando uno se va se cierran los interrogantes de golpe. Puedes suponer, especular... pero la verdad ya nunca la sabrás. 

Hay personas tercas que viven una vida creyendo que son seres superiores y siempre tienen la verdad suprema, pero en el fondo lo que son es tercos, necios tozudos que prefieren mirar para otro lado porque les han herido y no saben afrontar las cosas. Saben, en el fondo, que no son tan buenos como ellos quisieran.

Aún así hay que respetar su voluntad e intentar no preguntar para saber las respuestas. Aunque uno sepa que allá donde estén se arrepentirán de no haberlas dado y de haber perdido el tiempo cerrando los ojos y no viendo lo bueno que hubiera podido pasar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Será publicado tras la aprobación: